El reloj Duoplan

1925

En los años veinte, se ponen de moda los relojes de pulsera de tamaño pequeño. Sin embargo, esa miniaturización extrema acarrea una pérdida de fiabilidad y de precisión. Con el reloj Duoplan se resuelve esta ecuación a la perfección. Sus componentes se encuentran en dos planos superpuestos. El Duoplan representa la combinación perfecta entre elegancia y Alta Relojería. Gracias a esta innovación, sería posible crear el calibre más pequeño del mundo, el Calibre 101.