La decoración de los elementos

Una vez fabricados, los componentes del calibre son decorados a mano, como una obra de arte. La perfección técnica exige también la perfección estética, es por esto que numerosos emplazamientos y espacios perforados al interior de los puentes y platinas están completamente decorados, incluso aquellos que serán recubiertos por otros componentes.