El calibrador

El calibrador es un relojero especializado en el ensamblaje y ajuste de los movimientos, llamados también calibres. Una vez que los diseños definitivos están terminados y los planos de fabricación precisamente definidos, es posible comenzar la realización de los prototipos, en general unos diez ejemplares. Estos prototipos son sometidos a pruebas que pueden durar de 4 a 12 meses. Una vez terminadas estas pruebas empieza la fabricación del movimiento en serie. El rigor indispensable que se exige en cada etapa requiere una inversión de tiempo considerable. Es el caso de los modelos más complicados en los que pueden ser necesarios hasta dos años antes de la validación final de los prototipos.