Jaeger-LeCoultre organiza un partido de beneficencia en el Hurlingham Club de Buenos Aires

13/12/2010

  • News 622
Un extraordinario partido de polo de beneficencia con los mejores jugadores

El Reverso Jaeger-LeCoultre, creado en 1931, es el único reloj verdaderamente de polo en el mundo. Hoy en día, el Reverso viste la muñeca de los mejores jugadores de polo, embajadores de Jaeger-LeCoultre, entre los cuales se encuentran Eduardo Novillo Astrada, Lia Salvo y Clare Milford Haven. La capital indiscutible del polo es Argentina, que tiene más de 300 clubes. El más antiguo y reconocido de sus clubes es el Hurlingham Club, en cuyos campos han jugado los más grandes jugadores de la historia, por ejemplo el Príncipe de Gales, Eduardo VIII, el Duque de Windsor, el Príncipe Felipe y el Príncipe Carlos, así como al marajá de Jaipur. En estos mismos campos, en el Hurlingham Polo Club, Jaeger-LeCoultre organizó el lunes 29 de noviembre de 2010 un partido de polo especial de beneficencia que contó con la participación de cinco jugadores estrella. Por cada gol marcado durante el partido, Jaeger-LeCoultre hizo una donación al Movimiento Familia Cristiana del Polo, una organización que apoya a escuelas para niños de familias desfavorecidas del Gran Buenos Aires. Dos equipos, Negro y Blanco, de cuatro jugadores cada uno, se enfrentaron en el Hurlingham Club. Después de cada gol, los dos árbitros a caballo, apoyados por un tercer árbitro fuera del campo, observaron el cambio de lado, como lo estipulan las reglas del polo. El equipo Blanco estaba compuesto por Clare Milford Haven, Eduardo Novillo Astrada y sus hermanos – Alejandro e Ignacio Novillo Astrada. En el equipo Negro estaban Lia Salvo, Gabriel Iglesias, Juan Carlos Harriet y Will Johnston. El público disfrutó del partido admirando el desempeño de los mejores jugadores de polo del mundo montando en sus caballos a toda velocidad. Para jugar al Polo, todos los jugadores deben saber montar a la perfección, pues los caballos alcanzan velocidades elevadas, y poseer un espíritu de equipo inquebrantable. Los ponies demostraron su equilibrio, su resistencia y su habilidad para girar bruscamente y para mantenerse tranquilos en los momentos más álgidos del partido. Para Eduardo Novillo Astrada, “el caballo es el animal más increíble y los ponies de polo pueden hacer prácticamente todo lo que les pidas”. El intenso partido se terminó con una victoria del equipo Blanco, 7:8. Jérome Lambert, CEO de Jaeger-LeCoultre, felicitó a los jugadores y anunció que como resultado de la competición, Jaeger-LeCoultre donará la suma de 10.000 dólares al Movimiento Familia Cristiana del Polo.