¿Qué es un servicio de mantenimiento?

  • Entretien Care p 184

Se recomienda comprobar la hermeticidad de su reloj Jaeger-LeCoultre cada 2 años y siempre antes de cada periodo en el que se vayan a realizar inmersiones prolongadas y/o frecuentes con el reloj en uno de nuestros Centros de asistencia técnica o en un concesionario autorizado.

La hermeticidad no es permanente. Las juntas que garantizan la hermeticidad pueden secarse debido a los cambios de temperatura a los cuales se expone su reloj. Asimismo, puede ser necesario cambiar la corona, los pulsadores y los correctores cada 2 años, puesto que dichos componentes garantizan la hermeticidad del reloj. 

Es necesario controlar la hermeticidad del reloj cada vez que se realice un cambio de pila, un servicio de mantenimiento, un servicio completo y cada vez que se abra la caja.

Se recomienda no tirar de la corona para ajustar la fecha o la hora bajo el agua porque ésta podría penetrar en la caja. En el caso de los relojes con corona atornillada, es necesario comprobar que esté perfectamente atornillada antes de sumergirse en el agua. Después de un baño en agua de mar o agua clorada (piscina), se recomienda enjuagar el reloj con agua dulce y secarlo con un paño no abrasivo.

Para controlar la hermeticidad de su guardatiempos, realizamos un servicio de mantenimiento que incluye las siguientes etapas:

- Desmontaje completo de la caja
- Caja y brazalete: limpieza por ultrasonido y protección de la caja, cambio de las juntas, reemplazo o pegado del cristal y prueba de hermeticidad
- Cambio de la pila, de ser necesario
- Control de los ajustes del movimiento
- Encajado del movimiento
- Prueba de hermeticidad: reloj completo
- Control final funcional y estético

Durante el servicio de mantenimiento, no se realiza ninguna intervención en el movimiento, excepto un retoque o ajuste. 

El pulido es opcional y facturado y sólo puede ser efectuado tras la aceptación del servicio de mantenimiento, al igual que el cambio de coronas, pulsadores y correctores.

Recomendamos que las tareas de mantenimiento de su guardatiempos se dejen en manos de un concesionario autorizado, una Boutique Jaeger-LeCoultre o un Centro de asistencia técnica reconocido. 

Si se da cuenta de que hay condensación en el reloj o si el agua ha penetrado accidentalmente en el mismo, llévelo lo más pronto posible a un concesionario autorizado, una Boutique Jaeger-LeCoultre o un Centro de asistencia técnica reconocido.