Cronómetro Geophysic

1958

En 1958, Jaeger-LeCoultre participa en la extraordinaria aventura del Año geofísico internacional, creando un modelo que resiste a todas las pruebas: resiste a los campos magnéticos, a los golpes, es hermético y posee una precisión cronométrica. El Cronómetro Geophysic es animado por el Calibre Jaeger-LeCoultre 478BWSbr, su fabricación se limita a 1.290 piezas y goza de un inmenso prestigio. Por ejemplo, cuando un grupo de ciudadanos ginebrinos decide celebrar las hazañas de los primeros submarinos atómicos que alcanzaron el Polo Norte, hacen entrega de un cronómetro Geophysic de oro especialmente grabado a los comandantes del Nautilus y el Skate.