Master Calendar La evolución de la perfección

17/01/2013

  • master-calendar-sihh-2013

Funciones útiles, asociación entre sobriedad y diseño extraordinario, sin duda, el Master Calendar no se parece a ningún otro reloj. Y el nuevo modelo que presenta la Manufactura Jaeger-LeCoultre en 2013 confirma aún más su carácter original, puesto que posee los atributos que han consolidado el éxito de la línea Master Control, junto con las características de un guarda-tiempo que ha marcado desde su creación las horas más ilustres de la relojería. Con un aspecto ligeramente diferente, dotado de una novedosa caja de 39 milímetros de diámetro, este modelo conserva su emblemática seducción.

Evidentemente, el nuevo Master Calendar permanece fiel a la filosofía de su diseño: las líneas depuradas, la armoniosa repartición de las indicaciones para una legibilidad instantánea, la forma tradicional de las cifras, los índices con aplique, la firma Jaeger-LeCoultre a las 12, así como la inscripción «AUTOMATIC» a las 6 evocan el extraordinario rendimiento del calibre 866 de Jaeger-LeCoultre.

La belleza de las horas
La jerarquía de las funciones útiles es evidente sobre la esfera plateada sol: la primera mirada se dirige hacia los indicadores principales de un reloj, las horas y los minutos con agujas Dauphine centrales. Y luego, la mente se deja llevar por la información adicional: el día de la semana y el mes, que aparecen en dos ventanillas a las 12, y los segundos que se visualizan en la esfera secundaria a las 6. En esta esfera, también se vislumbran las fases de la luna, que, conforme a la tradición, parece surgir entre dos nubes elevándose hacia el cielo estrellado. El alma se embelesa, la mirada emprende la búsqueda de otra indicación, y la encuentra en el extremo de una larga aguja adornada con una luna creciente que enmarca el calendario, indicado alrededor de la esfera en una escala de 1 a 31.

El Master Calendar existe en dos versiones, una de oro rosa y una de acero, dotadas de una esfera plateada soleada.
La caja, hermética hasta 5 bar, está dotada de un cristal de zafiro que permite apreciar el  movimiento, el calibre Jaeger-LeCoultre 866, cuyos componentes tienen los acabados tradicionales de la Alta Relojería. Con esta nueva proeza, la Manufactura da otra forma a la perfección. La magia permanece intacta, el corazón late un poco más fuerte: el Master Calendar es más relojero que nunca.

Descubra las últimas creaciones de 2013