Relojes con repeticiones con autómatas

1889

Los primeros relojes con repeticiones dotadas de autómatas (o Jaquemarts) surgen cuando LeCoultre & Cie se impone definitivamente como el mejor especialista en calibres con repeticiones. Los personajes animados golpean las campanas al ritmo del mecanismo de repetición del calibre.