Jaeger-LeCoultre Duomètre Unique Travel Time, una primicia Relojera

13/11/2012

  • Duomètre UTT

El Duomètre Unique Travel Time, novedosa interpretación del revolucionario movimiento Dual-Wing, creado por Jaeger-LeCoultre, refleja los adelantos técnicos de la Manufactura en el campo de los husos horarios y constituye una solución inédita para los viajeros amantes de la Alta Relojería.

Fiel al espíritu técnico y estético de las creaciones de la línea Duomètre de Jaeger-LeCoultre, el reloj Duomètre Unique Travel Time desvela distintas facetas de la excelencia relojera de la Manufactura del Valle de Joux. Se impone como la referencia indiscutible de la mecánica relojera y la elegancia natural que caracterizan a las creaciones de la Grande Maison desde 1833. Este extraordinario reloj simboliza la maravillosa complicidad entre el pasado, el presente y el futuro.

En este nuevo movimiento, el sistema Dual-Wing consta de dos mecanismos: el primero permite la indicación de la hora local y el segundo se dedica a la indicación del segundo huso horario. Cada mecanismo dispone de una reserva de marcha de 50 horas. Con el fin de facilitar al máximo su utilización, la misma corona arma los dos barriletes. La esfera de esta suntuosa creación relojera luce un equilibrio perfecto gracias a los dos magníficos contadores simétricos. Dos hermosas cifras en rojo rinden tributo a la dirección de la Boutique Jaeger-LeCoultre – 7 y 9.

Para una lectura fácil, a las 6 destacan la indicación día/noche, el disco de las horas y un mapa del mundo, que como un mapamundi invita a emprender el viaje. Otra característica: el calibre Jaeger-LeCoultre 383, particularmente hermoso y realzado por magníficos acabados, se aprecia a través del fondo de cristal de zafiro del reloj. Los puentes y el tren de rodaje han sido angulados a mano y lucen molduras pulidas. Los móviles también son angulados a mano o tienen molduras pulidas, son acaracolados o suavizados. La decoración de esta creación evoca la gran tradición de relojes de bolsillo de la marca y marca un hito por sus acabados excepcionales. Los nombres grabados de las ciudades, visibles por el dorso del reloj, corresponden a los 24 husos horarios.

En una serie limitada de 100 piezas de oro blanco de 18 quilates, para la inauguración de la Boutique Jaeger-LeCoultre de la Place Vendôme en París, en donde estará disponible a partir del 20 de noviembre de 2012. Digno heredero de la línea Duomètre, este guarda-tiempo es una celebración de la Alta Relojería técnica y preciosa. Asimismo, encarna 180 años de historia mientras abre la puerta hacia la relojería del futuro.