Calendario zodiacal

  • Hybris Mechanica zodiaque
Este rostro tiene un círculo que representa los doce signos del zodiaco. Su función exige que nos interesemos brevemente en el más importante de los astros: el sol. Todos sabemos que nuestro año se define como el lapso de tiempo que tarda la Tierra en completar su órbita alrededor del sol. Pero, también podríamos hablar del viaje aparente del sol alrededor de la esfera celeste teniendo como referencia la Tierra. En astronomía, el Año Trópico comienza en el punto vernal que corresponde al equinoccio de la primavera, en el que los días y noches tienen igual duración. El Año Trópico dura alrededor de 365,242 días solares, en otras palabras 365 días, 5 horas y 49 minutos. El periplo imaginario del sol sigue una línea curva llamada Eclíptica. Tiene 360 grados y está dividida en doce tramos denominados signos zodiacales. Con respecto al ecuador celeste, una prolongación imaginaria de nuestro ecuador terrestre, el recorrido del sol está inclinado de 23 grados y 27 minutos. Normalmente, el sol entra el 21 de marzo en la constelación de Piscis. En ese momento, el sol se encuentra en la vertical del ecuador terrestre, de manera que los días y las noches tienen la misma duración. Luego continúa en dirección del Hemisferio Norte. A comienzo de Aries, el recorrido del sol y el ecuador terrestre se encuentran. Tres meses más tarde, al alcanzar el trópico de cáncer, el 21 de junio, el sol se aleja al máximo del ecuador celeste. Este punto en la constelación de Géminis se llama solsticio de verano. Luego, el sol se dirige nuevamente hacia el sur para alcanzar el ecuador celeste, al que llega el 23 de septiembre, Libra. El viaje hacia el sur prosigue en dirección del trópico de Capricornio y se termina con el solsticio de invierno, el 21 de diciembre. En ese momento, el sol entra en la constelación de Sagitario. Luego, retoma el recorrido hacia el norte y nuevamente se cruza con el ecuador celeste, que alcanza alrededor del 21 de marzo. El equinoccio de la primavera completa el año trópico. En astronomía se cuentan 88 constelaciones, de las cuales solo doce llevan los nombres de los signos del zodiaco. Desde un punto de vista astrológico, es importante distinguir las constelaciones de los signos del zodiaco. Las constelaciones son simplemente formaciones compuestas por grupos de estrellas que se desplazan lentamente hacia el este con respecto a los signos del zodiaco establecidos por Tolomeo en el año 200 d.C. Debido a la precesión, el cambio lento y gradual en la orientación del eje de rotación de la Tierra con respecto a las estrellas, el sol se sitúa hoy en el signo del zodiaco anterior. Por ejemplo, se encuentra en Leo durante el signo Virgo. Hace 1.800 años, la situación era muy diferente. En el momento en que los signos del zodiaco fueron definidos, el sol se encontraba efectivamente en el signo que correspondía al de la constelación homónima. El movimiento giroscópico del eje de la Tierra hará que esto vuelva a ocurrir dentro de 24.000 años. Los futuros propietarios de un Reverso grande complication à triptyque podrán dejar de lado estos detalles astronómicos. Su reloj indica a la vez el calendario zodiacal y la posición de las constelaciones en la apertura del horizonte celeste.