Lluvia de récords en los calibres de cuarzo

1981

El Calibre Jaeger-LeCoultre 606 con calendario y segundero central, lanzado en 1981, es el más plano de su categoría. Un año después, el 601 se alza con el título del calibre más plano de mundo con un grosor de sólo 1,8 mm y un diámetro de 11,7 mm. ¡En 1982, Jaeger-LeCoultre supera su propio récord con el 608, que tiene un grosor de 1,6 mm! En 1987, la Manufactura innova asociando cuarzo y mecánica. El Calibre Jaeger-LeCoultre 630 meca-cuarzo se impone como uno de los cronógrafos más pequeños de la historia.