Descubra la nueva dimensión de nuestra Maison parisina

13/11/2012

  • boutiquevendome

El 20 de noviembre de 2012, Jaeger-LeCoultre le invita a entrar en el universo de la Alta Relojería con su reloj Duomètre Unique Travel Time, especialmente elaborado para la inauguración de la Boutique Jaeger-LeCoultre de la Place Vendôme en París. Esta serie limitada de 100 ejemplares de oro blanco 18 quilates es el digno heredero de la línea Duomètre y rinde homenaje a la Alta Relojería técnica y preciosa. Asimismo, encarna 180 años de historia mientras abre la puerta hacia la relojería del futuro.

En 2005, Jaeger-LeCoultre había decidido instalarse en la plaza Vendôme, centro neurálgico del lujo a la francesa, un lugar mítico en donde brillan casas de prestigio y grandes hoteles. Allí, en el suntuoso hotel de Villemaré, diseñado en el siglo XVII por Mansart, el arquitecto de Luis XIV, la marca encontró el marco ideal para presentar sus últimas creaciones y sus modelos emblemáticos.

La pasión es la esencia de la relojería y Jaeger-LeCoultre ha decidido hacer de su nueva Boutique de la plaza Vendôme algo más que una simple estructura de venta. Es así como las primeras emociones se sentirán al pisar la rotonda de acogida, hecha de curvas y luces. En el techo, un mecanismo gigante invitará a un viaje al centro de la Alta Relojería rememorando una de las últimas invenciones relojeras de la Manufactura: el Duomètre Sphérotourbillon.

Al dejar la sala de recibimiento, un primer espacio servirá de lugar de presentación de las colecciones del momento. Una muestra de más de 1000 calibres creados en la Manufactura desde hace 180 años, un muro de movimientos relojeros será exhibido en la planta baja y simbolizará la diversidad del savoir-faire de Jaeger-LeCoultre. En la planta alta, dos grandes espacios decorados con refinamiento y con una atmosfera cálida acogerán los relojes con grandes complicaciones o de Alta Joyería de la Manufactura. En otro espacio contiguo habrá un salón VIP con una vista seductora y excepcional de la plaza Vendôme.

Espacios de presentación, salones, talleres, cada uno será el marco de descubrimientos singulares: piezas de excepción del patrimonio Jaeger-LeCoultre, sala de curiosidades dedicada a la relojería, escenografías temáticas, muestra de los oficios extraordinarios y el savoir-faire desarrollado en el corazón de la Manufactura, etc.

Cada metro cuadrado de la nueva Boutique está dedicado a la pasión relojera en toda su dimensión y es el reflejo del prestigio de la Grande Maison…