Reverso

Reverso

Mucho tiempo atrás, en 1931, bajo un torbellino de polvo y del ruido de los cascos de los caballos, una idea vio la luz: un reloj cuya esfera podía protegerse contra los golpes, ofreciendo a las miradas un fondo grabado personalizado.