Jaeger-LeCoultre premia al Mejor Actor y a la Mejor Actriz en la entrega de los premios Black Pearl del Festival de Cine de Abu Dabi

19/10/2012

Celebrando permanentemente su asociación con el Festival de Cine de Abu Dabi, Jaeger-LeCoultre estuvo presente en los momentos más destacados del evento, embelleciendo aún más a las estrellas con sus extraordinarias creaciones y ofreciendo como recompensa un Reverso personalizado a los ganadores de los premios Black Pearl: al Mejor Actor y la Mejor Actriz en la categoría Narrativa. Las piezas de relojería, que llevan grabada y lacada la inscripción “6th Abu Dhabi Film Festival”, han sido manufacturadas conforme a la más pura tradición.

El premio a la Mejor Actriz en la categoría Narrativa fue atribuido a la actriz alemana Franziska Petri, por su papel en Betrayal (Rusia), y el premio al Mejor Actor fue otorgado al actor mexicano Gael García Bernal por No (Chile, Estados Unidos).

A lo largo de su historia, la Grande Maison Jaeger-LeCoultre no sólo ha mostrado su afinidad con el desarrollo y la tradición de la industria del cine sino también con sus personajes clave, adornando las muñecas de muchos famosos del celuloide, con apariciones estelares en diversos proyectos. Así, en su colaboración con festivales de prestigio en Venecia, Shanghái y Abu Dabi tiene una plataforma para ofrecer su apoyo al mundo del cine, y además disfruta de una oportunidad para presentar de diversas maneras sus más bellas colecciones de Alta Joyería y las Grandes Complicaciones más impresionantes. Algunas de las creaciones de la Maison lucieron en la muñeca de las estrellas del festival, como la polaca Agata Bobola, la legendaria actriz egipcia Ilham Shaheen, el Presidente del Jurado, Shabana Azmi, y la actriz china Qin Lan.

“Jaeger-LeCoultre mantiene una prolongada relación con la industria cinematográfica y un fuerte compromiso con el apoyo y la promoción del séptimo arte. Jaeger-LeCoultre, que tiene una importante presencia en la historia de la relojería, donde ya celebra su 180º aniversario, es una verdadera leyenda relojera, respetada por defender las tradiciones de la relojería conservando el espíritu de la invención. Se trata de una asociación perfecta en una región que combina el respeto por la tradición y la herencia con la modernidad y la búsqueda de la perfección", declaró Jérôme Lambert, Presidente Ejecutivo de la Manufactura Jaeger-LeCoultre.