Grande Reverso Night & Day : elegancia y precisión

20/01/2014

  • Grande Reverso Night & Day

En 2014, la Manufactura Jaeger-LeCoultre marca un nuevo hito en la epopeya del Reverso, proponiendo a los apasionados de la relojería un modelo que encarna la esencia misma del Reverso al tiempo que ofrece el confort y la serenidad de un movimiento automático.

Basta una sola mirada para reconocer instantáneamente el espíritu del reloj con caja reversible que destaca por su pureza absoluta: una esfera plateada enmarcada por tres molduras características, dígitos arábigos negros aplicados excepto el 6, que cedió su lugar a una indicación útil complementaria. Mientras las agujas de las horas y los minutos son estilo bastón, de color azul y están facetadas, la aguja de la indicación día/noche, del mismo matiz, se presenta en forma de triángulo. Como los diseñadores de Jaeger-LeCoultre conjugan sentido estético e ingenio destinado a facilitar la lectura en toda circunstancia, la esfera del indicador día/noche está dividida en su centro por una línea horizontal que delimita la parte inferior del motivo guilloché Clous de Paris (clavos de París) al tiempo que une el 6 y el 18 para separar visualmente las horas del día y de la noche. Para Jaeger-LeCoultre, simplicidad y sutileza van siempre de la mano.

Un movimiento automático de manufactura

El Grande Reverso Night & Day está animado por el calibre de manufactura 967/B, de cuerda automática. Como todos los movimientos desarrollados y construidos en los talleres de la Grande Maison del Valle de Joux, se distingue por su robustez y su fiabilidad. Su volante describe 28.800 alternancias por hora. Está compuesto por 200 piezas y asegura una agradable reserva de marcha de 42 horas, la cual confiere a su propietario la feliz despreocupación de ceñir su muñeca con un reloj que conservó la hora exacta después de una buena noche de sueño reparador. Además él sabe que los movimientos de su brazo durante sus actividades diurnas bastarán para darle al mecanismo del Reverso la energía necesaria para que desempeñe su noble misión de centinela del tiempo.

La esfera está coronada con un cristal de zafiro, mientras que el fondo de la caja, en la más pura tradición del Reverso, permanece abierto a la imaginación de su propietario, quien podrá así personalizarlo según sus deseos mediante un grabado eterno, ya sea con iniciales, con un monograma, evocando un acontecimiento memorable o un hermoso recuerdo. Nunca ha sido tan agradable y confortable elegir un Reverso como compañero de toda la vida.

Descubra las novedades 2014