Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon, una nueva era en el universo de las grandes complicaciones

20/01/2014

En 1907, Jaeger-LeCoultre establece las bases de lo que será un elemento clave de la identidad de sus relojes. Ese año, la asociación del parisino Edmond Jaeger y del relojero suizo Jacques-David LeCoultre da vida al reloj de bolsillo más plano del mundo que no solo conjuga refinamiento y hazañas relojeras, sino que, además, constituye una proeza extrema que solo una Manufactura que reúne todos los conocimientos relojeros bajo el mismo techo tiene la capacidad de imaginar y de llevar a cabo. Hoy, Jaeger-LeCoultre –que desde sus inicios está establecida en el corazón del Valle de Joux– persiste y firma el futuro de la Alta Relojería con la presentación del reloj Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon, décimo primer opus de la colección Hybris Mechanica y primera Gran Complicación extraplana.

Once, el número del invento y de la superación
El reloj Hybris Mechanica Onze. Una nueva era. Las grandes complicaciones extraplanas.

Innovación extrema
Producto del trabajo de investigación de dos complicaciones relojeras emblemáticas, el Master Ultra Thin Minute Repeater Flying Tourbillon, con un grosor total de tan solo 7,9 milímetros, es, al día de hoy, la repetición de minutos más plana de su categoría.

Este reloj capitaliza siete patentes, de las cuales seis son nuevas. Todo su proceso de desarrollo se ha llevado a cabo bajo el sello de dos palabras clave: ingenio y rendimiento. O en pocas palabras, ¿cómo desafiar el reto de la extremada finura sin hacer concesiones en materia de fiabilidad?

El Hybris Mechanica Onze dispone de un tourbillon inédito, de una nueva espiral extremadamente potente, de un sistema de armado automático periférico y de un botón monopulsador retractable, así como de una nueva repetición de minutos dotada de un sistema de reducción de los tiempos muertos. Este recién nacido de la saga ilustra y fecunda a relojes con sonería de Jaeger-LeCoultre y asienta el liderazgo de la Grande Maison en la materia.

El Hybris Mechanica Onze, fabricado en una edición limitada de 75 ejemplares, está equipado con el Calibre Jaeger-LeCoultre 362 y dispone de una reserva de marcha de 45 horas. Se propone en oro ultrablanco de 18 quilates con brazalete de piel de aligátor de gama Jaeger-LeCoultre y hebilla ardillón de oro blanco.

Por su complejidad, el Hybris Mechanica Onze presagia la futura presentación de la colección Hybris Artistica,  cuya vocación es asociar las competencias más técnicas con las más creativas de los artesanos de la Manufactura, que alberga 180 savoir-faire bajo el mismo techo. 

Hoy más que nunca, Jaeger-LeCoultre se inspira en el patrimonio inmaterial de la Grande Maison, con una sed inextinguible de elevar los límites y de crear guardatiempos que estén a la vanguardia de la innovación. Con una extraordinaria fuerza de convicción, Hybris Mechanica Onze sitúa a Jaeger-LeCoultre en el pináculo de lo extraplano y de las grandes complicaciones.

Descubra las novedades 2014