Invención del Reverso

1931

En 1931, gracias a su mecanismo de vuelta, es posible aceptar el desafío lanzado en India por un grupo de oficiales británicos: crear un reloj capaz de soportar los golpes durante un partido de polo. El Reverso es mucho más que un reloj deportivo, rápidamente se convierte en un clásico del Art Déco, estilo que encarna a la perfección. Hoy en día es una de las piezas más emblemáticas y exclusivas de la relojería de lujo.