Luke Tomlinson anuncia su asociación como Embajador de la marca Jaeger-LeCoultre

En la actualidad, su handicap es uno de los más elevados entre los jugadores ingleses: 7 goles en el Reino Unido y 8 en Argentina. Luke ha participado en cuatro abiertos de Argentina y ha ganado todos los grandes trofeos británicos, incluyendo la Queen’s Cup (2002, 2004 y 2009), así como el Prince of Wales Trophy, la Argentina Club Cup y la famosa Gold Cup en 2003. Este año, por segunda temporada consecutiva, participa en el equipo Salkeld de Nick Clarke, que llegó a la semifinal de la Gold Cup el año pasado.

Jaeger-LeCoultre se siente muy honrado de tener a Luke Tomlinson como uno de sus amigos.

Jaeger-LeCoultre es conocido por el emblemático Reverso, un reloj revolucionario que nació en los campos de polo en India en 1931. Desde entonces, el vínculo entre la legendaria caja reversible con el polo forma parte de la identidad del Reverso, un reloj que no ha dejado de evolucionar y adaptarse a cada época. El vínculo que une a Jaeger-LeCoultre con el polo hoy es más fuerte que nunca, a través del patrocinio de eventos deportivos en diferentes países y gracias a sus Embajadores de talla internacional. La relación entre la Marca y el universo ecuestre es intrínseca, se basa en una tradición de excelencia, en la búsqueda de algo único e irresistible para los conocedores.

Paradójicamente, las obras maestras de la relojería que se han convertido en emblemas de la vida urbana nacieron en el marco tranquilo del Valle de Joux, en Suiza, un lugar en donde el tiempo parece suspendido. Cuando visitó la Manufactura Jaeger-LeCoultre, el nuevo embajador de la Marca sintió que los talleres, que reúnen todos los oficios bajo un mismo techo, son un testimonio de 180 años de desarrollo constante. Indudablemente, la serenidad y la belleza natural del lugar son la fuente de inspiración más hermosa para los ojos, las manos y el corazón de los "artesanos del tiempo".

Fruto de una invención, la Grande Maison siempre se ha guiado por el deseo de descubrir, la necesidad de crear nuevas maravillas de la técnica, más precisas, más compleja. Verdadera referencia en la industria, la Manufacture ha creado más de 500 calibres dotados de complicaciones. Cada uno de los relojes que sale de los talleres es producto de un savoir-faire secular inestimable y de una pasión sin límites. Un savoir-faire celosamente preservado por hombres y mujeres de talento que velan por transmitir el fervor que anima su vocación.

“La presencia de Jaeger-LeCoultre y del Reverso es más que justificada y pertinente en el mundo del polo. Se trata de un reloj que reúne innovación, elegancia y discreción", explica Luke Tomlinson.