Protocolo de codificación protegido

  • Aston Martin watch bg 3
La distancia de funcionamiento máxima entre el reloj y el DBS es de diez metros (la misma de los llaveros tradicionales de DBS), la seguridad es total puesto que cada coche ha sido configurado para identificar el código emitido por un reloj. Además, sólo los concesionarios Aston Martin pueden activar el módulo emisor/receptor del guarda-tiempo para que un DBS específico pueda "leerlo", garantizando así el máximo nivel de seguridad y confidencialidad permanentemente.