Una Gran complicación excepcional

  • Hybris Mechanica ExceptionnalGrandeSonnerie
El mecanismo de la Gran Sonería es muy superior al de la cualquier otra complicación. Con un patrimonio de 200 calibres con repetición desarrollados desde 1833, un ingenio e investigaciones constantes en el campo del sonido: maestro indiscutible de lo excepcional, Jaeger-LeCoultre ha creado un prodigioso movimiento dotado de una Gran Sonería con el carrillón Westminster, que suena la melodía más larga en un reloj de sonería, así como de un calendario perpetuo y un tourbillon volante. El Calibre Jaeger-LeCoultre 182, que consta de más de 1.300 componentes, es el resultado de 5 años de desarrollo y constituye el movimiento más perfecto jamás realizado hasta el día de hoy para un reloj de pulsera.