El movimiento más plano del mundo

1907

La colección de calibres ultraplanos, simples y con complicaciones, que nació del desafío que lanzara Edmond Jaeger a Jacques-David LeCoultre en 1903, es una de las más extraordinarias de la historia de la relojería. Incluye repeticiones de minutos, cronógrafos y complicaciones dobles. Sin embargo, la creación más famosa sigue siendo el calibre más plano de su época, el Calibre LeCoultre 145, con un grosor de sólo 1,38 mm, del cual sólo se fabricarían alrededor de 400 piezas desde 1907 hasta la década de 1960.