Grande Maison de las complicaciones

1870

Por primera vez en la historia de la relojería, LeCoultre & Cie fabrica calibres dotados de complicaciones en series pequeñas. Esta revolución es posible gracias al dominio de la precisión y al desarrollo de herramientas innovadoras, lo cual permite avanzar considerablemente en los campos de la precisión y la fiabilidad. Desde entonces, la Manufactura ha creado más de 500 calibres diferentes dotados de complicaciones, incluyendo más de 200 cronógrafos, más de 200 repeticiones y numerosas complicaciones.