Jaeger-LeCoultre, colección femenina: un homenaje a 180 años de savoir-faire relojero

07/05/2013

En Jaeger-LeCoultre, la mujer tiene una cita con el tiempo. La Manufactura del Valle de Joux cristaliza en sus creaciones el encuentro entre la Alta Relojería y la Alta Joyería, creando piezas fuera de lo común, compañeras de una velada o cómplices de momentos excepcionales. Este año, las colecciones Rendez-Vous y Reverso se renuevan para seducir aún más. Con complicaciones, extraplanas, mecánicas, sus creaciones encarnan la libertad creativa y el savoir-faire relojero y artesanal que han caracterizado la historia de la Grande Maison desde hace 180 años.

Rendez-Vous Perpetual Calendar
La eternidad al alcance de la mano. El Rendez-Vous Perpetual Calendar  indica el tiempo infinito. Animado por el movimiento automático Calibre Jeager-LeCoultre 868, visible a través del fondo de cristal de zafiro, este reloj despliega en la esfera la complejidad del tiempo con la naturalidad más impactante. El diseño de líneas depuradas destaca por un diámetro de 37,5 mm con elementos clásicos fieles a la estética de la Grande Maison. Ofrece una legibilidad perfecta.

Rendez-Vous Tourbillon Night & Day
¿La mirada se pierde en el hipnótico movimiento del tourbillon? ¿O en la graciosa indicación Día-Noche? Aunque las horas y los minutos siguen su camino, el tiempo también se manifiesta a través de complicaciones adicionales. Heredero de los modelos Rendez-Vous Tourbillon presentados anteriormente, el nuevo Rendez-Vous Tourbillon Night & Day realza las complicaciones simplificando las separaciones entre las cifras inspiradas en los años treinta.

Rendez-Vous Tourbillon Wild
A lo largo de su historia, los Oficios extraordinarios de la Grande Maison se han dedicado a realzar el paso del tiempo que indican los relojes. A través de su savoir-faire y de su voluntad de superar los límites de la creatividad y de la técnica, han dado vida a piezas en las cuales el tiempo sólo puede detenerse. La nueva creación, Rendez-Vous Wild, despierta grandes emociones reuniendo el talento de algunos de estos oficios artesanales y seculares.

Grande Reverso Lady Ultra Thin Duetto Duo
El Duetto Duo, una de las 400 invenciones registradas por la Grande Maison durante sus 180 años de historia, supera los límites del diseño. Reversible, con doble estética y doble huso horario, animado por un solo movimiento y ahora extraplano: sólo el ingenio de los relojeros de Jaeger-LeCoultre podía superar tal desafío. Diseñado pensando exclusivamente en la mujer, el Grande Reverso Lady Ultra Thin Duetto Duo combina la complejidad de su mecanismo con una extrema delicadeza. Su estilizado perfil se presenta en tres versiones, acero, oro blanco y oro rosa, en una caja que se adapta a  las muñecas mas finas gracias a sus asas perfiladas.

Grande Reverso Ultra Thin High Jewellery
Vestido de oro rosa u oro blanco, el nuevo Grande Reverso Ultra Thin High Jewellery es realzado por más de 90 diamantes. La caja reversible engastada a mano destaca por su fineza, tan sólo 7,8 mm de grosor. Se adapta a la muñeca como una segunda piel con sus asas perfiladas. La esfera de nácar natural juega con reflejos tornasolados, creando un suntuoso escenario para las cifras árabes aplicadas, realzadas por una sinuosa caligrafía que suaviza la geometría de la caja. El modelo de oro blanco luce un brazalete de piel de aligátor blanca que confiere un toque de elegante frescor a la personalidad del guarda-tiempo. La versión de oro rosa se une a un brazalete de oro con eslabones que permiten total flexibilidad a la muñeca. Una creación sofisticada y contemporánea

Reverso Cordonnet Duetto
Esta nueva creación de Alta Joyería, realizada por los Oficios extraordinarios de la Grande Maison, celebra el concepto Duetto con un halo de más de 1.250 diamantes. Inspirado en un modelo Jaeger-LeCoultre de 1936, este reloj-joya encarna la armoniosa combinación de la estética y la técnica. El Reverso Cordonnet Duetto está completamente engastado y se ciñe perfectamente a la muñeca con su brazalete-cordón perfectamente fluido. Es un representante de la relojería majestuosa, realzada por el arte joyero.

Con el paso de los siglos y los cambios en las modas, la mujer no sólo ha determinado la estética del tiempo y la manera de llevarlo, también ha asumido la demanda de innovaciones y complicaciones, y asociado belleza y funcionalidad, permitiendo que el arte de la joyería diera lo mejor de sí. Así lo demuestran los nuevos modelos Rendez-Vous y Reverso, piezas que escriben un nuevo capítulo en la incesante historia creativa de la Grande Maison. Son la muestra de que el tiempo y su complejidad no son exclusividades masculinas.